El más grande genio alemán parece haber reencarnado en forma de llave en el sorprendente BMW i8, que ha copado la atención del CES 2015 de las Vegas con demostraciones de apaga y vámonos. Su diseño técnicamente
sofisticado brinda soluciones de ciencia-ficción, pero sin la ficción, ya que además de todas las funciones estándar de una llave inteligente normal, con el típico desbloqueo y bloqueo a distancia, identificación a prueba de fallos de la llave para arrancar el vehículo, esta genialidad premium también muestra indicadores de
estado del vehículo en una micro pantalla LCD de 2.2 pulgadas. La pantalla proporciona información sobre el nivel de combustible, por ejemplo, la autonomía eléctrica de la batería y todas las chulerías habidas y por haber. Al deslizar la pantalla táctil con los mismos gestos que se utilizan para controlar un Smartphone, se abren submenús que muestran si las puertas y ventanas están cerradas y todo el sin de placeres al estilo bávaro de las tres siglas, dando un salto cuántico a nivel de llaves inteligentes.

Este mega artilugio combina un formato compacto con la utililidad y legibilidad óptima. La pantalla cuenta con la misma resolución cristalina como teléfonos inteligentes de hoy, mientras que una batería de iones de litio proporciona el poder. La clave puede ser recargada en el interior del vehículo inductivamente (sin contacto) colocándolo en una bandeja especial de carga, o utilizando el puerto micro USB. Gestión de energía inteligente asegura las funciones de las teclas se pueden usar durante al menos tres meses sin cobrar.